Para las personas que padecen diabetes, la luna de miel no es el viaje de novios típico de recién casados. Se refiere a un periodo de remisión de la enfermedad que se caracteriza por volver a mantener un nivel estable de hemoglobina glicada en la sangre. Suele ser inferior a un siete por ciento, por lo que se necesita una cantidad muy baja de insulina subcutánea y se facilita el control glucémico.
Esta fase, de nombre tan idílico, tiene lugar al poco tiempo del diagnóstico de la diabetes. Es posible que dure unos meses, entre uno y cuatro. Es bastante atípico pero, en ocasiones, se pueden dar casos en los que la luna de miel se prolongue durante un año o más. En niños menores de cinco años, incluso no llega a presentarse.

Cuando se debuta en diabetes y se comienza con el tratamiento de inyecciones de insulina, el páncreas vuelve a producir algo de insulina. Esto es porque algunas células supervivientes cansadas vuelven a activarse. Así es como el cuerpo vuelve a normalizar los niveles de glucosa en sangre, segregando pequeñas dosis.

Es recomendable no eliminar completamente la administración de insulina exógena, a pesar de que la necesidad de insulina sea mínima. Se debe a que, de esta forma, se logra una fase más larga de remisión.

Interés científico

Este corto periodo de remisión temprana transitorio de la diabetes resulta de gran interés para los investigadores. Que, en la actualidad, estudian como prolongar la vida de estas células cansadas para poder regenerarlas. La fase de luna de miel sería imprescindible para el desarrollo de tratamientos en el inicio de la diabetes y para el buen entendimiento de los factores que la desencadenan.

Estos científicos creen que si consiguen descifrar los mecanismos que permiten alargar la duración de luna de miel, podrían averiguar el funcionamiento del sistema inmune y corregir la destrucción de estas células.

Esta fase de pequeña secreción residual de insulina hace que se consiga, durante un tiempo determinado, un buen control de la insulina, sin necesidad de tantos esfuerzos y, de alguna forma, otorga cierta protección frente a la cetoacidosis.

Si quieres más información sobre diabetes, lee:

Insulclock, ¿Qué es la diabetes?

Insulclock. Inyecciones de insulina en personas con diabetes

Insulclok, ¡Stop bulos II!