Somos conscientes de que la diabetes de ayer y hoy no son las mismas. El desarrollo en los criterios de control y de tratamiento han sido muy relevantes para la gestión de esta enfermedad.

Con esta nueva sección viajaremos en el tiempo, compartiendo con todos vosotros su evolución a lo largo de todos estos años.  Semana a semana, iremos incorporando nuevos contenidos, con vuestra ayuda. Sí, ¡así es! Queremos que nos ayudéis a llenarla de temas con nuevas imágenes del antes y el después del control de la diabetes. 

Por lo tanto, si aún conservas algún tipo de material no dudéis en compartir alguna foto con nosotros vía email a info@insulclock.com

 

1923-2018 Evolución de la jeringa de insulina. Modelo “Lilly`s iletin syringe” VS Tresiba

 

1923-2018 Evolución de la jeringa de insulina. Modelo “Lilly`s iletin syringe” VS Tresiba

1923-2018 Evolución de la jeringa de insulina. Modelo “Lilly`s iletin syringe” VS Tresiba

 

Una de las primeras jeringas a utilizar fueron la Lilly`s iletin syringe que se utilizaba con la primera insulina comercializada en humanos allá en el año 1923 (Los ensayos clínicos se llevaron a cabo en 1922 y al año siguiente Eli Lilly lanzó al mercado la primera insulina comercial con el nombre de “Iletin”.)

Sabemos que el mundo está en constante evolución por lo que las necesidades de las personas con diabetes cambian. Lo último en tecnología es la pluma con insulina pre-rellena FlexTouch de Novo Nordisk. Su sistema sin extensión del botón para la inyección, facilita su administración independientemente de la dosis. Es la preferida por lo pacientes y profesionales sanitarios.

1956-2018 Evolución de las tira reactivas de orina y glucemia capilar “Dextrostix”

 

1956-2018 Evolución de las tira reactivas de orina y glucemia capilar “Dextrostix”

1956-2018 Evolución de las tira reactivas de orina y glucemia capilar “Dextrostix”

 

Antiguamente, la confirmación del diagnóstico de la diabetes mellitus se realizaba probando la orina del paciente. Es entonces cuando se descubrió su sabor dulce, fue su color amarillento muy similar a la disolución de miel en agua, el que dio origen al nombre mellitus “miel”. Teniendo en cuenta que la traducción en griego de diabetes “sifón” mellitus “miel” sería algo como “sifón endulzado en miel”. El término “sifón” tiene su lógica teniendo en cuenta que hace referencia a la gran cantidad de orina que eliminan los diabéticos.

En 1956, la científica estadounidense, Helen M. lanzó al mercado las primeras tiras reactivas colorimétricas para el análisis de glucosa en orina con el nombre de Clinistix. Más tarde aparecerían otro tipo de tiras como Ketostix para detectar la acetona en la orina o Albustix para detectar la Albúmina.

En 1965, la compañia Ames, actualmente conocida como Bayer, desarrolla e introduce al mercado las primeras tiras de glucemia capilar Dextrostix. Las tiras reactivas eran de papel, bastaba con aplicar la sangre y esperar 1 minuto para leer el resultado. La interpretación de los valores tenía un margen de error notable, ya que dependiendo de la intensidad de la luz, el color podía lucir diferente.

En la actualidad, la medición ha mejorado considerablemente con una gran variedad de tiras en el mercado. Siendo la medición en sangre sencilla, cómoda, económica más rápida y fácil de realizar. Medición a tiempo real en el análisis tanto en sangre como de cuerpos cetónicos en sangre.

¡Menos mal! ¿Os imagináis en el mundo actual a profesionales probando la orina para saber si el paciente tiene diabetes?

1960-2018 Evolución de la bomba de insulina. Modelo “Autosyringe” o “Gran Bloque Azul”, primera bomba comercial

 

Evolución de la bomba de insulina desde 1960 hasta nuestros días

1960-2018 Evolución de la bomba de insulina. Modelo “Autosyringe” o “Gran Bloque Azul”, primera bomba comercial

1960-2018 Autosyringe vs Accu-Chek® InsightFue en California, a principios de los 60, cuando el Dr. Arnold Cádiz ideó la primera bomba de insulina.

Se trataba de un artefacto de gran tamaño, colocado en la espalda. Y no fue hasta los inicios de los años 80,  cuando la ISCI, o infusión subcutánea continua de insulina, se consideró como una alternativa posible de administración de insulina para pacientes con diabetes tipo I.

A finales de 1980, esta solución sólo era utilizada por una minoría de pacientes, los casos más complicados de diabetes y los resultados no eran muy satisfactorios.

El primer modelo de bomba en comercializarse fue el “Autosyringe” , apodado como “Gran Bloque Azul”. A pesar de la novedad, estos dispositivos médicos no administraban de forma segura, tampoco eran fáciles de manejar (algunos necesitaban de destornillador) y eran incómodos de transportar, por su gran tamaño y peso elevado.

En los 90, se produjeron grandes avances en la bomba de insulina. Desde su reducción de tamaño, mejoras en la programación de la memoria y en seguridad.

Y llegamos a nuestros días. El tratamiento con bomba de insulina se ha popularizado debido a que permite llevar un estilo de vida más flexible, sustituyendo la necesidad de inyectarse en numerosas ocasiones, a través del suministro continuado de dosis precisas de insulina de acción rápida, durante las veinticuatro horas del día.

Disminuye la frecuencia y gravedad de episodios hipoglucémicos. Además, la tasa basal se puede programar a diferentes velocidades, así como aumentar o disminuir la dosis de forma temporal. Como desventajas, señalar que, en caso de suspensión del suministro, puede aumentar muy rápidamente la glucemia y el riesgo de sufrir una cetoacidosis.

De acuerdo a un artículo publicado por Redacción Médica, ‘según los últimos datos del Grupo de Tecnología en Diabetes Fenin, con apenas un 4 por ciento nuestro país ocupa el penúltimo puesto en el uso de las bombas de insulina como tratamiento de la diabetes, muy por debajo de la media europea situada en un 15 por cien’.

El nuevo modelo de bomba al que hace referencia la imagen es la Accu-Chek® Insight. Se trata de una bomba de insulina sencilla de utilizar con cartucho de insulina precargado. Entre sus ventajas, indicar qué se puede conectar vía Bluetooh, incluye un medidor aparte que, también, se conecta través de Bluetooth e incorpora un recomendador de bolo, clínicamente validado, que permite calcular bolos de manera precisa y segura. Además de un mando a distancia para un uso discreto.

1970-2018 El primer medidor de glucosa A.M.R Ames Reflectance Meter vs Dexcom G5® Mobile

Ayer y hoy: 1970-2018 Ames Reflectance Meter vs Dexcom G5 Mobile

1970-2018 Ames Reflectance Meter vs Dexcom G5 Mobile

El primer medidor de glucosa  fue desarrollado en 1970 por Anton H. al que bautizó como A.M.R Ames Reflectance Meter, él permitió a los pacientes con diabetes controlarse por sí mismos sus niveles de glucosa en sangre. Tenía varios inconvenientes como su peso y su elevado precio, además de que sus baterías recargables utilizaban ácidos con plomo, muy peligrosos por la facilidad de derramarse.

Por suerte para nosotros, en la actualidad, se ha desarrollado el sistema tecnológico Dexcom G5® Mobile, el primer sistema de monitorización continua de glucosa (MCG) en tiempo real aprobado para adultos y niños a partir de 2 años. Gracias a la tecnología Bluetooth, integrada en el transmisor,  permite la visualización remota completa de los niveles de glucosa, de las tendencias y de los datos en su dispositivo inteligente compatible. Mejor aún, con Dexcom G5 Mobile hemos dejado de necesitar punciones de confirmación en el dedo para tomar controles diarios sobre la gestión de la glucosa.

1981-2018 Autoclix: El primer pinchador para la extracción de sangre capilar

Ayer y hoy: 1981-2018 Autoclix: El primer pinchador para la extracción de sangre capilar

1981-2018 Autoclix: El primer pinchador para la extracción de sangre capilar

En 1981, Boehringer desarrolló el primer inyector Autoclix, un dispositivo grande y pesado, para obtener muestras de sangre que se podían pre-configurar para obtener múltiples funcionalidades de penetración según el tipo de piel.  Al no tener regulación de la aguja comos los que conocemos hoy en día. Sólo existía una forma, y si querías cambiar la profundidad del mismo tenías que utilizar un inyector de color diferente.

Este proceso se llevaba a cabo en el momento de la obtención de la muestra y los resultados eran obtenidos después de 1 minuto dependiendo del glucómetro que sutilizara.

En la actualidad los pinchadores suelen contener un regulador que permite regular la profundidad del pinchazo sin necesidad de extraer ninguna pieza. Además, su tamaño ha reducido bastante siendo más práctico a la hora de poder llevarlo en el bolsillo.

Como producto novedoso tenemos pinchadores indoloros como Genteel, que gracias a la incorporación de una cápsula de vacío nos permite pincharnos en cualquier parte del cuerpo, y extraer la muestra de sangre para las glucemias, eliminando completamente el dolor. Su aguja penetra en la piel a una velocidad de 18 milésimas de segundo, sin llegar a la capa donde se encuentran las terminaciones nerviosas.