Calor y diabetes, el verano siempre viene acompañado de altas temperaturas, lo que significa que tenemos que poner especial atención a ciertas recomendaciones para el control de nuestra salud. Además, si tenemos una enfermedad crónica como la diabetes mellitus, es obligatorio que vigilemos ciertos parámetros, entre otros, la temperatura de conservación de la insulina.

¿El calor influye en la diabetes?

Sí, el calor nos afecta de diferentes formas a cada uno de nosotros pero hay que tener en cuenta que hay mucha variabilidad glucémica cuando el calor aprieta. Con el calor es normal sufrir episodios de deshidratación, lo que provoca que aumentemos la concentración de glucosa en sangre.
Con el calor también se produce una vasodilatación en nuestro organismo, por lo que aumenta la velocidad de absorción de la insulina pudiendo provocar una hipoglucemia.

¿El calor influye en la conservación de la insulina?

Sí, y mucho. A veces no nos damos cuenta y la insulina ha alcanzado valores de temperatura que pueden afectar a las propiedades de la misma.

La insulina no debe exponerse a más de 30º ni bajar a menos de 2º centígrados.

Una de las funcionalidades estrella de nuestro sistema Insulclock es que te advierte de la temperatura a la que está expuesta la insulina, con lo que así podremos evitar la desnaturalización de la hormona.

Consejos para controlar la diabetes en épocas de calor

  1. ¡Hidrátate! la mejor manera es beber agua y en caso de deshidratación evitar el café, té y las bebidas que actúan como diuréticos.
  2.  Presta especial atención a tus controles y mediciones, ya que suelen variar mucho en estas épocas de calor.
  3. No expongas la insulina directamente al sol y revisa la temperatura a la que está expuesta (Insulclock te pueda ayudar).
  4. Lo ideal es mantener la insulina a una temperatura de entre 4ºC  y 8ºC. Para ello puedes utilizar carteras de frío o incluso paños húmedos.
  5. Evitar las horas con mayor temperatura exterior, ya sabéis, la siesta es un gran recurso.
  6. Sigue con tus hábitos de vida saludables. Si haces ejercicio todo el año ¿por qué vas a dejar de hacerlo en verano? Eso sí,  lo mejor es que adaptes el horario de la práctica deportiva a las horas menos calurosas. Y recuerda beber mucha agua durante el ejercicio.

Enlaces de interés:

Insulclock, pluma inteligente de insulina.

Hipoglucemia.

Hiperglucemia.