Si te descubres una herida, trátala inmediatamente

Las heridas pueden suponer un problema grave para aquellas personas con diabetes tipo 1 o con diabetes tipo 2. El riesgo de infección es más habitual para los diabéticos dado su menor capacidad para luchar contra las infecciones. Por ello, resulta imprescindible conocer cómo curarse adecuadamente estas afecciones.

Para ayudar a prevenir las infecciones, lo ideal es mantener niveles adecuados de azúcar en sangre.

Don Sacarino

Adrián Díaz Alonso, es más conocido por ‘Don Sacarino‘ gracias a su exitoso blog. Este gijonense, diabético tipo 1 desde los 15 años, se dedica a la enfermería. Nos cuenta una de sus experiencias:

“Os voy a contar la experiencia que tuve con mi tío”.

“Cuando curé por primera vez a mi tío, que padece diabetes, tenía los dos pies afectados. El pie derecho estaba más grave, con una úlcera venosa de grado 3. La herida presentaba lecho blanquecino (abundante esfacelo), era muy exudativa y se encontraba en el talón (una zona muy mala de curar ya que esta en apoyo continuo).

Mi tío tenía un control horrible de la diabetes (Tipo 2), hasta que unos meses antes de empezar a curarlo, sufrió de vértigo y del susto, empezó a llevarla a rajatabla. Lo primero que tengo que decir es que, sin un buen control, las úlceras no se curan (o se curan mucho más lentas).

A parte de controlar mal su diabetes, mi tío sufre de obesidad mórbida, además de una enfermedad denominada Charcot bilateral. Sus extremidades han sido dos veces intervenidas, tiene un dedo meñique amputado y numerosas infecciones. El pie diabético de mi tío, por desgracia, tiene poca solución pero, al menos , quise dejarlo sin úlceras”.

Adrián, como profesional experto, nos ofrece una serie de recomendaciones a seguir para curar heridas en personas con diabetes:

Recomendaciones:

  1. Fundamental. Mantener un buen control del tratamiento para la diabetes.
  2. Curas estrictas…en el caso de mi tío, sólo esperar 2 ó 3 días como mucho (depende bastante de la cantidad de exudado, así como si presenta o no infección). En cualquier caso, cuando se dejan pasar más 3 días para la curación, ya se está favoreciendo un estupendo campo de cultivo.
  3. Se tienen temporadas de un paso para adelante y otro para atrás, (principalmente por las infecciones que tenían que ser tratadas). La cura de úlceras es un proceso lento, muy lento (a mi tío le consiguió cerrar casi un año después de empezar a curárselo).
  4. Cariño. Una de las cosas por las que empecé a curar a mi tío fue por el poco esfuerzo que el personal de enfermería ponía en las curas. En parte, lo entiendo, debido a la gran sobrecarga de trabajo que tenemos.
  5. El reposo es fundamental si las heridas están en zona de apoyo contínuo. A pesar de la negativa de los médicos, yo me empeciné en que, en determinadas épocas, mi tío guardara reposo en cama para liberar presiones de la zona.
  6. Tener una buena higiene general.
  7. Vigilar, con los cinco sentidos, los signos de infección. Tanto en el pie (rubor, calor, tensión en la zona, exudados purulentos/malolientes…), como en el paciente (fiebre, tiritona, malestar general…).
  8. Uso de guantes. Te recomiendo cambiarlos entre fase y fase.
  9. Primera fase: Lavado con agua y jabón. Necesitas un recipiente con agua templada,  jabón pH neutro y unas gasas estériles. Gasta todas las que necesites. Empieza por lavar bien todo el pie, obviando la zona de lesión y sus bordes. Después pasa a los bordes y ya al lecho de la herida (este último limpiando con la gasa y arrastrando con suavidad del centro hacia afuera). Utiliza diferentes gasas para cada parte. Aclara y seca concienzudamente.
  10. Segunda fase: Hidrata el pie. Cuidar con tanto esmero la parte sana como la dañada. Te recomiendo embadurnar bien el pie con AGH (Ácidos grasos hiperoxigenados), son una maravilla. Para las durezas, vaselina. Y si no tienes AGH, te sirve una buena crema hidratante.
  11. Tercera fase: Cura de los bordes de la herida. Esto ya depende de lo que te diga la enfermera…en el caso de mi tío, utilizaba Betadine liquido en los bordes (es lo más usado).
  12. Cuarta fase: Cura del lecho de la herida. Esta fase también depende del estado de la úlcera…si hay que desbridar Iruxol, si hay infección: AQUACEL PLATA, si es muy exudativa: AQUACEL.
  13. Quinta fase: Buen almohadillado. Cubrir la herida con abundantes gasas estériles, después compresas y, ya, un vendaje suave pero que sujete adecuadamente.
  14. Situaciones especiales como desbridamientos o cauterizaciones con nitrato de plata, ya tendrán que ser valoradas por tu médico/enfermera del centro.
  15. Vigilancia extrema del pie para evitar futuras heridas. Uso preventivo de Ácidos Grasos Hiperoxigenados (AGH).
  16. El podólogo es el mejor amigo del pie. Acude frecuentemente.

Miguel Ángel Ambrona

Miguel Ángel Ambrona, además de conocido influencer y deportista con diabetes tipo 1, es enfermero. Ha tenido la amabilidad de grabarnos este maravilloso vídeo donde nos da las pautas para curar heridas en personas con diabetes.

Desde el Equipo Insulclock, queremos a gradecer a Adrián y Miguel la valiosa información que nos han proporcionado para la elaboración de esta entrada.

Enlaces de entrada:

Don Sacarino

Facebook Don Sacarino

Instagram Don Sacarino

Instagram Miguel Ambrona

deportemasalladeladiabetes.blogspot.com.es