Conoce todos los indicios de diabetes

A menudo, no se diagnostica la diabetes porque muchos de sus síntomas parecen inofensivos o, simplemente, porque la diabetes se muestra asintomática. Por eso se dice que es una enfermedad silenciosa. En numerosas ocasiones, las personas con diabetes tipo 2 no son conocedores de que la padecen. Son los afectados de diabetes tipo 1, aquellos que necesitan de insulina para sobrevivir, los que muestran un cuadro sintomático más claro. Desde el Equipo Insulclock, queremos recopilarlos y explicarlos todos, con el fin de difundir conocimientos y que se detecte esta enfermedad lo más temprano posible.

SÍNTOMAS COMUNES DE LA DIABETES TIPO I Y LA DIABETES TIPO II

Necesidad frecuente de orinar. Las personas con diabetes tienen un exceso de glucosa en la sangre que el cuerpo sólo puede eliminar a través de la orina. De ahí, las ganas frecuentes de ir al servicio.

Sed extrema. Se produce debido a la pérdida de líquidos que supone el orinar constantemente. El organismo necesita reponer esos líquidos.

Hambre excesiva. La carencia de insulina impide que el organismo aproveche adecuadamente la cantidad de azúcar acumulada en la sangre, que utiliza como fuente de energía. El cerebro, por tanto, manda una señal al cuerpo para compensar esa falta y se traduce en hambre intensa.

Pérdida de peso inusual. El hecho de tener un hambre mayor de lo normal y comer más, no evita la pérdida de peso en personas con diabetes. Pueden llegar a perder de 5 a 10 kilos en cuestión de uno a tres meses. El cuerpo sigue buscando fuentes de combustible que no obtiene del azúcar y comienza a conseguirla de las grasas de reserva y de las proteínas. Eso se traduce en adelgazamiento.

Debilidad, cansancio y fatiga. El organismo realiza tareas extra para paliar el exceso de glucosa, lo que termina convirtiéndose en un sobreesfuerzo que genera cansancio, sensación de fatiga y síntomas de irritabilidad en el carácter. De hecho, son habituales los cambios en el estado de ánimo.

Dolor estomacal, náuseas y vómitos. Éstos son señales importantes que indican diabetes tipo I. Como el cuerpo no puede usar la glucosa como energía, comienza a quemar grasa produciendo cetonas. Las cetonas son ácidos y se acumulan en grandes cantidades en la sangre y se eliminan a través de la orina. Da lugar a una afección denominada Cetoacidosis, que es lo que genera dolor abdominal, sensación de estómago vacío, náuseas y vómitos. El tratamiento de la cetoacidosis requiere ser hospitalizado, en la mayoría de los casos.

SÍNTOMAS DE LA DIABETES TIPO II

-Infecciones frecuentes (piel, encía, vejiga). La diabetes es una enfermedad que afecta al buen funcionamiento del sistema inmune, por lo tanto, tienen el triple de probabilidad de padecer cualquier infección.

-Visión borrosa. La agudeza visual merma debido a los altos niveles de azúcar en sangre. Un mal control de la diabetes debido a la falta de adherencia al tratamiento, puede perjudicar seriamente a la vista e, incluso, causar ceguera. Es una de las consecuencias de la diabetes que pretendemos evitar con Insulclock. Leer más sobre RETINOPATÍA DIABÉTICA.

-Cortes y rasguños que no se curan, o se curan lentamente. Puede ser porque los vasos sanguíneos estén dañados por el nivel elevado de azúcar que contienen o porque los nervios estén dañados por el mismo motivo. Todo tiene que ver con el mal funcionamiento del sistema inmune a causa de la diabetes.

-Picazón o entumecimiento en las manos o los pies. Hormigueo. Se produce por la falta de riego en la zona.

Factores de riesgo a tener en cuenta que pueden desencadenar en prediabetes y diabetes tipo 2

-Estadísticamente, está demostrado que los hombres visitan con menor frecuencia a su médico de cabecera que las mujeres, por lo que tienen mayor probabilidad de padecer diabetes no diagnosticada.

-Las mujeres que padecieron diabetes gestacional durante su embarazo tienen más probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2.

-Si se es genéticamente propenso, es decir, tener antecedentes familiares con diabetes.

-Ser hipertenso o tener la presión arterial alta contribuye al riesgo de padecer diabetes tipo 2.

-A mayor edad, mayor riesgo de padecer esta enfermedad.

-Las personas pertenecientes a diferentes grupos étnicos o raciales tienen más probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2.

-Llevar un estilo de vida sedentario también aumenta el riesgo. Practicar ejercicio con regularidad reduce el riesgo de prediabetes y diabetes tipo 2.

-Las personas con un IMC por encima también tienen riesgo de padecerla.

Los síntomas de cualquier enfermedad deben ser entendidos como señales que nuestro cuerpo nos envía y a las que hay que estar atentos. Y, en caso de padecer alguno de estos síntomas, resulta conveniente acudir al médico lo antes posible.

Enlace de interés: Complicaciones y enfermedades asociadas a la diabetes