Dónde y cómo debo de inyectarme insulina

La inyección de insulina se emplea para controlar el nivel de azúcar en sangre en aquellas personas que padecen de Diabetes Tipo 1. En estos casos, el organismo no es capaz de generar insulina por sí mismo, (por lo que no puede regular la cantidad de azúcar de la sangre). Este control no se puede conseguir únicamente con la ingesta de medicamentos orales, por lo que los pinchazos de insulina son la única solución viable.

Estas inyecciones funcionan logrando que el azúcar se mueva desde la sangre hacia los otros tejidos, en dónde serán usados para producir energía. Al mismo tiempo, también tiene la función de evitar que el hígado produzca elevadas cantidades de azúcares.

 ¿Qué dispositivos existen para inyectar la insulina? 

Jeringuillas:  Son un instrumento compuesto de un tubo con un émbolo para introducir líquidos en el organismo. Los tamaños más usados son de 1 ml, 0,5 ml y 0,3 ml. Sólo se pueden usar una única vez.

Pluma de insulina: Son dispositivos que tienen el mismo tamaño de un bolígrafo y en los que se introduce un cartucho de insulina. Se utiliza para dar varios pinchazos. Cada uno de los cartuchos suele tener capacidad para unas 300 unidades de insulina.

Bomba de insulina ISCI (Infusión Subcutánea Continua de Insulina): Es un dispositivo electromecánico programable que introduce por una vía subcutánea pequeñas cantidades de insulina de manera constante durante el día.

Puertos de inyección: es un puerto de inyección compuesto por una cánula, que se inserta a través de una aguja, con un ángulo de 20-45º en el tejido subcutáneo de la persona con diabetes.

Todos estos dispositivos permiten gestionar mejor las dosis de insulina.

 ¿Dónde inyectarse la insulina? (partes del cuerpo) 

Básicamente se inyecta la insulina en 4 zonas:

Brazos: En la zona externa de los mismos.

Muslos: La zona superior y en el lateral externa.

Si vamos a inyectar la insulina en los muslos o en los brazos, habrá que evitar la zona cercana a las articulaciones.

Abdomen: En cualquier zona abdominal en la que encontremos grasa subcutánea, ya que es clave para poder administrar la sustancia.

Glúteos: En la zona superior externa.

Estas son las zonas de pinchazo de insulina.

 

Inyección_de_insulina_rotacion_de_la_zona

Imagen obtenida del cuadernillo Becton Dickinson

 ¿Cómo rotar las inyecciones?

Los facultativos nos indican que es vital emplear diferentes zonas del cuerpo en cada sesión en la que inyectemos la insulina. La razón de ello es que se evitarán lesiones en el tejido subcutáneo y esto, al mismo tiempo, hará más complicado que la acción de la insulina pueda llegar a producirse.

Lo más recomendable es iniciar un sistema para rotar las zonas de pinchazos de insulina. En el caso de que no lo tengamos muy claro, el profesional nos puede instruir en ello.

Cómo inyectar la insulina paso a paso

La insulina para controlar el azúcar en sangre en la diabetes se debe de inyectar en el tejido subcutáneo (es decir, en aquel tejido que se encuentra situado entre el músculo y la piel). Así podrá absorber de forma progresiva y podrá cumplir con su cometido.

Estos son los pasos descritos para administrar la jeringuilla o pluma de insulina correctamente.

  • Examen inicial: Lo primero que habrá que hacer será examinar la zona en la que se va a proceder con la administración de la sustancia. No se puede emplear una zona en la que hayan heridas, morados, fisuras, bultos, o cualquier otro problema derivado.
  • Limpieza: A continuación, procedemos a limpiar la zona de la inyección. No hace falta llegar al punto de desinfectar utilizando alcohol, pero si que será crucial llevar una buena higiene y lavarnos las manos antes de empezar (así prevendremos infecciones y otros problemas).
  • Pliegue: Cogemos la piel pellizcándola de forma suave, creando un pliegue entre los dedos pulgar e índice.
  • Tipo de aguja: En el caso de que vayamos a utilizar una aguja que mida entre 4-6mm de largo (las más recomendadas por parte de los expertos), habrá que introducirlas siguiendo un ángulo de 90º. Hay que considerar que si tienen ese largo no habrá que hacer el pellizco (es decir, que podemos obviar el paso 3). Si utilizamos agujas de 8 mm de largo, ésta se deberá insertar en un ángulo de 45º. Ahora bien, a día de hoy ningún profesional recomendará utilizar un tipo de aguja con esta longitud.
  • Aplicación: Apretamos el émbolo e inyectamos la insulina. Contaremos del 1 al 10 antes de retirar la aguja de nuestra piel.
  • No debes de frotar la piel una vez que se haya retirado la aguja.

¿Cómo inyectar insulina en niños pequeños?

Las primeras inyecciones en niños diabéticos pueden ser algo complicadas, básicamente por el miedo que tienen a las agujas.

Es por ello, por lo que en el mercado existen ciertos dispositivos que nos pueden facilitar el proceso. Uno de los más destacados es el Insuflón. Es una especie de catéter que se introduce en el tejido subcutáneo, permitiendo administrar la insulina sin tener que pinchar en cada ocasión. Eso si, el tiempo máximo que se podrá mantener puesto será de 3 días.

A la hora de inyectar insulina al niño, habrá que tener en cuenta estas dos recomendaciones:

Reacción alérgica a la insulina: No es habitual, pero puede llegar a ocurrir. La persona que administra la insulina tiene que conocer los síntomas y señales que puede producir una reacción alérgica. En el caso de que esto ocurriese, tendría que llamar directamente a urgencias para que le indicasen cómo debe proceder.

Si el niño no quiere que le administremos la insulina, debes saber que omitirse inyecciones y saltarlas puede llegar a causar cetoacidosis a los pacientes que experimentan Diabetes de tipo 1.

 

Os dejamos una guía sobre las nuevas recomendaciones de técnicas de inyección de insulina, realizada por Mercedes Vidal, enfermera y educadora en el Hospital Clínic de Barcelona.

 

Datos de interés:

http://www.bd.com/es/

http://diabetesmadrid.org/wp-content/uploads/2015/07/Art%C3%ADculo-T%C3%A9cnicas-de-Inyecci%C3%B3n-de-Insulina-%C2%B7-SED-%C2%B7-Diabetes-Madrid.pdf

https://www.hospitalclinic.org/