¿Has notado alguna vez alguna zona inflamada o endurecida en la zona donde sueles inyectar la insulina? Si es así, es probable que tengas lo que se denomina como Lipodistrofias o Lipos.

La lipodistrofia consiste en una pérdida o acumulación del tejido adiposo (grasa), alterando la distribución de la grasa corporal.

Causas de las lipodistrofias

Las causas de la lipodistrofia pueden ser genéticas, o deberse a la administración de inyecciones de insulina. Si siempre inyectamos la insulina en la misma zona o parte del cuerpo, o si reutilizamos la aguja, tendremos más posibilidades de que aparezcan.

Como ya os comentamos en este otro artículo las agujas de insulina no son reutilizables, la re-utilización de agujas genera todas estas complicaciones.

Otra de las causas por la que se generan son en tratamientos contra enfermedades como el VIH.

¿Cómo detectar una lipodistrofia?

Las lipodistrofias pueden pasar muy desapercibidas ya que no causan ningún tipo de dolor. Para que se provoque un endurecimiento en el tejido adiposo tiene que transcurrir bastante tiempo.

La manera más factible para detectarla es examinar la zona donde solemos inyectar regularmente la insulina. Se identifican fácilmente como en forma de “bolitas”, hinchazón o rojeces.

Además, las lipodistrofias aumentan notablemente las necesidades de insulina (resistencia a la insulina). Esto se debe a que la insulina se “encapsula” al estar rodeada de tejido, evitando la absorción de manera normal. Por lo tanto, si tus niveles de glucosa en sangre aumentan sin razón alguna, es muy probable que sufras alguna acumulación de grasa.

¿Cómo prevenir una lipodistrofia?

Podemos impedir el desarrollo de estas irregularidades en la piel, realizando las siguientes pautas:

  • No reutilices las agujas en la administración de insulina.
  • Con la ayuda de tu médico, establece un esquema de rotación. Hoy en día existen plantillas de rotación para evitar repetir zonas de inyección.
  • Alterna las zonas donde inyectas la insulina: brazos, abdomen, nalgas y muslos.
  • Es recomendable, realizarse periódicamente palpaciones por las zonas donde acostumbras a inyectarte.

Os dejamos el siguiente documento en formato .PDF realizado por SPDiabetes , muy completo y detallado sobre como prevenir las lipodistrofias.

No te alarmes si detectas bultos en la piel, si son pequeños es muy probable que en pocos meses desaparezcan, por ello es importante detectarlos a tiempo.

 

Datos de interés:

Las agujas no son reutilizables.

Resitencia a la insulina

http://spdiabetes.es/documentacion/lipodistrofias.pdf

http://spdiabetes.es