Orígen, causas, síntomas, historia de la diabetes

Resulta sorprendente como todavía existe tanto desconocimiento de una de las mayores pandemias del siglo XXI, la diabetes. Con más de 415 millones de diabéticos repartidos por el mundo. 4,5 millones son españoles (1 de cada 10 habitantes), de los cuales 1,2 son insulinodependientes y necesitan insulina para sobrevivir. Desde el equipo Insulclock, queremos hacer una descripción precisa y clara acerca de esta enfermedad.

¿Qué es? ¿Por qué se produce?

La RAE la describe como: “Enfermedad metabólica producida por una secreción deficiente de insulina, lo que produce un exceso de glucosa en la sangre”.

Es crónica y se produce porque el páncreas no sintetiza bien la insulina que el cuerpo requiere. No la usa con eficacia o produce insulina de baja calidad. La insulina, que es una hormona que produce el páncreas, es la responsable de mantener unos valores adecuados de la glucosa en la sangre. Lo que les pasa a las personas que padecen diabetes es que tienen un exceso de glucosa a nivel sanguíneo.

Las células del páncreas dejan de trabajar progresivamente. La diabetes tipo I suele tener un origen autoinmune (genética, factores ambientales), mientras que la diabetes tipo II es causada por varias razones: vida sedentaria, sobrepeso, genética, dieta inadecuada, medicinas, lesiones, enfermedades hormonales, mutaciones genéticas o envejecimiento.

¿Cuáles son los síntomas?

La diabetes tipo I es más común que lo sufran niños y jóvenes adultos, pero puede aparecer a cualquier edad. En su inicio, la diabetes puede ser asintomática, pero luego pueden aparecer síntomas como sed extrema, tener ganas de orinar constantemente, cansancio, pérdida de peso, visión borrosa, sensación de hormigueo en los pies, aparición de llagas o piel seca y picazón.

La diabetes tipo II es la más común. Entre sus síntomas, se encuentran los mismos que en la diabetes tipo I. También se pueden dar infecciones de vejiga, riñón o piel e, incluso, aumento de la micción.

Tipos de diabetes

En 1997, la OMS y la Asociación Americana de Diabetes (ADA), estableció la siguiente clasificación: DM tipo 1, DM tipo 2, diabetes gestacional y otros tipos específicos (Tipo 3A, 3B, 3C, 3D, 3E, 3F, 3G).

La diabetes gestacional se desarrolla durante el embarazo de la mujer. El exceso de glucosa en sangre no es bueno para el feto. Se produce porque las hormonas, durante el periodo de gestación, bloquean el trabajo que hace la insulina.

Tratamiento de la diabetes

El tratamiento se fundamenta en la medicación, la dieta y el ejercicio. El objetivo a conseguir es tener unos niveles normalizados de azúcar en sangre. En los pacientes con diabetes tipo II, a veces no es necesaria la medicación, basta con un programa de ejercicio físico y una dieta adecuada. Cuando hablamos de fármacos, nos referimos a medicamentos orales y a la inyecta de insulina. En pacientes con diabetes tipo 1 es necesaria la administración exógena de la insulina, debido a que el páncreas es incapaz de producir esta hormona.

Podéis obtener más información sobre cómo combatir la diabetes en:

Insulclock, ¡Stop bulos!

-CAMINAR, LA MEDIDA MÁS BARATA Y SENCILLA PARA MANTENER A RAYA A LA DIABETES

-7 libros sobre diabetes para este verano

Referencias antiquísimas

Nos remontamos a la época del antiguo Egipto, donde se escribió en un papiro alusiones a una enfermedad causante de mucha sed, hambre y adelgazamiento. Esta primera referencia escrita, se conserva en la Universidad de Leipzig, Alemania. Se le atribuye a un sacerdote médico del templo Inmothep y está fechado en el 1.553 a.C.

En la India, diez siglos después, existe otra referencia a la diabetes en el libro de Ayur Veda Susruta. Se le bautiza como “enfermedad de los ricos”, porque la padecían las personas con recursos, obesas que ingerían gran cantidad de dulces y su orina atraía a las hormigas, por lo que la denominaron “madhumeha” (orina de miel). Susruta, diferenció otro tipo de diabetes que se daba en jóvenes a los que provocaba la muerte y otra que se daba en personas ancianas.

Areteo de Capadocia, médico griego, puso nombre. “Dia” y “Betes”, porque el agua pasa por el cuerpo sin detenerse. Creía que era una enfermedad que afectaba a los riñones. Durante el Imperio Romano y la Edad Media, también existen referencias a esta dolencia. El célebre médico árabe, Avicena,  describe con precisión esta afección.

En El S. XVII, el médico Inglés Thomas Willis le puso apellido, Mellitus. (En latín, mellitus significa miel).

¿Quién fue el descubridor de la insulina?

Tras el descubridor de la insulina hay una historia controvertida. Hablamos del científico rumano, médico y fisiólogo, Nicolae Constantin Paulescu  (8 de noviembre de 1869, Bucarest – 19 de julio de 1931, ibíd.). En torno a 1916, Paulescu descubrió la hormona antidiabética liberada del páncreas, llamada insulina. Su investigación se publicó en 1921. Meses después, los canadienses Frederick Grant Banting, Charles Best, James Collip, y J.J.R. Macleod, de la Universidad de Toronto, publicaron el descubrimiento de la insulina,  citando malamente a Paulescu, el cuál desarrolló paralelamente una intensa y turbulenta actividad política en Rumanía. Era un candidato demasiado radical para optar al Premio Nobel. Por lo que el tribunal decidió otorgárselo, en 1923, a Banting y Macleod.

Curiosidades

-El Día Mundial de la Diabetes se celebra el 14 de noviembre.

– La diabetes es una causa importante de ceguera, amputación e insuficiencia renal.

– Índice de naciones con más altas cifras de personas con diabetes: China, con más de 92 millones de personas con diabetes, seguido de la India (63 millones) y EE.UU. (24 millones).

– 1 de cada 2 diabéticos en todo el mundo, aún no lo saben.

Enlaces de interés:

  • http://juanrevenga.com/2015/08/guia-rapida-para-el-tratamiento-dietetico-de-la-diabetes-tipo-2/
  • http://juanrevenga.com/2016/11/cocinar-para-prevenir-la-diabetes-tipo-2/