Diabetes y sexo: problemas sexuales en hombres y mujeres

La diabetes es una enfermedad metabólica que se caracteriza por hacer que la persona tenga elevados los niveles de azúcar (glucosa) en sangre. Esto es debido a un defecto en la producción o acción de la  insulina, naturalmente fabricada por el páncreas, la cual posibilita que la glucosa pase de la sangre a las células y que nuestro cuerpo pueda crear energía. El fallo en este mecanismo genera un aumento de los niveles de glucosa en la sangre (hiperglucemia). Si no se controla de manera adecuada, a largo plazo la presencia constante de glucosa alta en sangre puede provocar alteraciones en la función de diversos órganos como los ojos, los riñones, los nervios, el corazón y los vasos sanguíneos.

Cuando una persona es diagnosticada de diabetes, muchos aspectos de su vida se pueden ver afectados. Entre estas diferentes áreas queda incluido el sexo. Las complicaciones sexuales de la diabetes suceden por el daño que esta enfermedad puede causar sobre los vasos sanguíneos y los nervios, afectando  tanto a  hombres como a mujeres. Ellos pueden tener dificultades con la erección o la eyaculación. Ellas en cambio pueden tener problemas en su respuesta sexual y con la lubricación vaginal. También serían más frecuentes en personas que padecen diabetes, las infecciones de las vías urinarias y los problemas de la vejiga. Sin embargo, aquellas personas que mantienen su diabetes controlada, pueden disminuir el riesgo de desarrollar estos problemas sexuales y urológicos.

Hipoglucemia durante el acto sexual

La hipoglucemia es el bajo nivel de glucosa o de azúcar en la sangre. Sucede cuando el nivel de glucosa cae por debajo de lo normal, un nivel aproximado de 70 miligramos por decilitro (mg/dL) o menos, provocando reacciones como sudoración excesiva, visión borrosa, aturdimiento, palidez, ritmo cardíaco rápido, etc.

Muchas personas diagnosticadas de diabetes, se preocupan ante la posibilidad de sufrir una hipoglucemia durante las relaciones sexuales, temiendo a su vez la posibilidad de confundir los síntomas de la hipoglucemia con la propia excitación y sus manifestaciones.

Sin embargo,  la actividad sexual no reduce los niveles de glucosa significativamente, por lo que podríamos decir que no es una gran causante de hipoglucemias.

Principales problemas sexuales masculinos asociados a la diabetes

 Disfunción eréctil

 La disfunción sexual más frecuente en hombres con diabetes es la disfunción eréctil o “impotencia”. La disfunción eréctil se trata de la imposibilidad de alcanzar o mantener la erección a lo largo de la relación sexual, impidiendo las relaciones sexuales con penetración. En los hombres con diabetes las tasas de prevalencia de la disfunción eréctil son elevadas, teniendo de dos a tres veces más probabilidad de sufrir esta disfunción que aquellos que no padecen diabetes.

Además de la diabetes, otras causas de la disfunción eréctil serían la hipertensión, enfermedad renal, consumo excesivo de alcohol y enfermedades de los vasos sanguíneos. Asimismo, la disfunción eréctil puede ser consecuencia de la toma de algunos medicamentos, tabaquismo y factores psicológicos.

Los tratamientos para la disfunción eréctil  son muy variados y abarcan medicamentos por vía oral, bomba de vacío, inyecciones aplicadas directamente dentro del pene e incluso la cirugía como último recurso. También sería recomendable acudir a un profesional de la sexología para iniciar terapia y reducir así la ansiedad o el estrés asociado.

Eyaculación retrógrada

La eyaculación retrógrada ocurre cuando el semen se dirige hacia la vejiga en lugar de salir al exterior a través del pene durante el orgasmo. Aunque se llegue al clímax, es posible que la cantidad que se eyacule sea muy poca o que no haya semen. Esto también es conocido como orgasmo seco. La eyaculación retrógrada sucede cuando los músculos internos, llamados esfínteres, no funcionan adecuadamente. Al regresar el semen hacia la vejiga se mezclará con la orina, por lo que el análisis de una muestra de orina después de eyacular, confirmará la presencia de semen.

Un mal control de la glucosa en la sangre y el daño resultante en los nervios, puede causar la eyaculación retrógrada. Otras posibles causas son la cirugía de próstata y la toma de algunos medicamentos.

Principales problemas sexuales femeninos asociados a la diabetes

 Si bien es más habitual relacionar la diabetes con las disfunciones sexuales masculinas, muchas mujeres diagnosticadas de diabetes también sufren problemas con su sexualidad. Entre los posibles problemas que pueden surgir, encontramos los relacionados con la falta de lubricación vaginal, dolor coital o relaciones sexuales molestas, disminución o ausencia de deseo sexual, etc. Estos problemas pueden venir causados por el daño de los nervios, una disminución acusada de flujo sanguíneo a los tejidos genitales y vaginales, cambios hormonales, la toma de algunos medicamentos, el abuso de alcohol, tabaquismo y/o problemas psicológicos como ansiedad, estrés agudo o depresión.

Disminución de la lubricación vaginal

El problema sexual asociado a la diabetes más presente en las mujeres es la disminución de la lubricación vaginal. Durante la fase de excitación, además de expandirse la vagina a modo de preparación para el acto sexual, también es cuando debe ocurrir la lubricación. Sin embargo, esto no sucede o no de manera óptima en el caso de muchas mujeres diabéticas.

En la aparición de este problema juega un papel muy importante la diabetes, ya que, junto a alteraciones vasculares y una disminución de la elasticidad vaginal, la existencia y permanencia de hiperglucemia tiene como consecuencia una mayor sequedad, deshidratación y una dificultad severa en la lubricación de la vagina. El resultado o consecuencia directa será dolor coital e irritación durante las relaciones sexuales.

Ausencia o disminución del deseo sexual

El deseo es la primera fase de la respuesta sexual. Es lo que pone en marcha esta respuesta. En el caso de las mujeres diagnosticadas de diabetes, el deseo puede disminuir tanto por motivos psicológicos (ansiedad, sentimiento de inferioridad o culpa, vergüenza, baja autoestima,…) como por la existencia de relaciones insatisfactorias, causadas por las consecuencias relacionadas con la diabetes como por ejemplo:

  • Dificultades para alcanzar el orgasmo debido al deterioro de las terminaciones nerviosas, alterando la sensibilidad de la zona vaginal.
  • La pérdida de interés por las relaciones sexuales debido a no haberlas podido disfrutar en las últimas ocasiones.
  • Infecciones vaginales asociadas a la diabetes.
  • Disminución de la lubrificación y coito doloroso, que hace que la mujer pueda llegar a rechazar las relaciones sexuales.

¿Se pueden prevenir los problemas sexuales asociados con la diabetes y sexo?

Las personas con diabetes pueden disminuir el riesgo de tener problemas sexuales al mantener los niveles de glucosa, presión arterial y colesterol en la sangre dentro de los niveles recomendados. También pueden prevenirse las complicaciones de la diabetes a largo plazo al mantenerse activo físicamente y en un peso saludable. Abandonar hábitos no saludables como fumar,  disminuye el riesgo de desarrollar problemas sexuales y urológicos debido al daño de los nervios. Asimismo ayudará a disminuir otros problemas de salud relacionados con la diabetes, incluidos los ataques al corazón, los derrames cerebrales y la enfermedad renal.

En cuanto al tratamiento de los trastornos sexuales asociados a  la diabetes, un adecuado seguimiento de la enfermedad ocupa un papel muy relevante. Es esencial cumplir de manera adecuada con la dieta, la toma regular de los fármacos que el médico prescriba,  la práctica de ejercicio de manera regular y el chequeo de nuestro estado emocional, ya que los trastornos sexuales en las personas con diabetes pueden precisar una terapia sexual por parte de un psicólogo experto en sexología. Actualmente y desde diferentes disciplinas, se podrán abordar fácilmente todas las consecuencias de la diabetes en la vida sexual. Adaptando cada terapia y brindando el tratamiento correcto, se podrá lograr y mantener una vida sexual plena aun habiendo sido diagnosticado de diabetes.

Entrada facilitada por el Instituto Madrid de Sexología

El Instituto Madrid de Sexología cuenta con un equipo excepcional de profesionales de la sexología, todos son psicólogos con una amplia experiencia y formación, entre ellos Héctor Galván, Psicólogo Clínico y Sexólogo, Director Clínico del Instituto. Ha tenido la amabilidad de elaborar este artículo para el Equipo Insulclock, con la intención de poner transparencia a un tema bastante “tabú” en el mundo de la diabetes. Un tema que consideramos que se debería prestar mucha atención, ya que un mal control en esta enfermedad puede repercutir muchísimo en su vida sexual.

diabetes-y-sexo-hector-galvan

Director Clínico del Instituto, Psicólogo Clínico y Sexólogo Hector Galván colegiado número M-13773

Como nos comenta Héctor, si sufres algún problema de los mencionados, es recomendable acudir a un profesional de la sexología para iniciar terapia y reducir así la ansiedad o el estrés asociado.

Nosotros os recomendamos acudir a centros especializados en ello, donde os podrán ayudar y asesorar de una manera muy eficiente.

Instituto Madrid de Sexología

Solicite una consulta
Teléfono: 91 771 02 36

 

Datos de interés:

https://www.sexologomadrid.com/

https://insulclock.com/la-hipoglucemia-joaquin-puerma/